Técnica Metamórfica

La técnica metamórfica es conocida debido  a que favorece el proceso de autocuración partiendo de que la vida es la gran sanadora. El masaje metamórfico consiste en un toque suave e intuitivo de los pies, las manos y la cabeza. En ellos se reflejan una expresión completa de quienes somos, nuestras memorias y nuestras posibilidades.

La Técnica Metamórfica, con la misma raíz que la reflexología, se fundamenta en el trabajo en zonas del pie que tiene influencia y relación con los aspectos mentales y emocionales del individuo. De manera que, con el masaje, se libera y alivia la tensión mental y emocional, lo que induce la relajación física.

El principio de la curación con la técnica metamórfica, se basa en la memoria celular el cuerpo siempre tiende a la autocuración, el terapeuta actúa como catalizador, activando el proceso autocurativo.

intro